Avanzan logros en derechos para nuestras aliadas trans en California

Recientemente se dio a conocer que los reclusos trans en las prisiones de California ahora serán alojados de acuerdo a su identidad de género bajo una nueva ley firmada por el gobernador Gavin Newsom el sábado.

Colocar a los reclusos transexuales en instalaciones que no coinciden con su identidad de género ha sido criticado durante mucho tiempo como deshumanizante y peligroso. Muchos prisioneros trans han hablado de sus experiencias de abuso por parte de guardias y reclusos, largos períodos de aislamiento e instalaciones que les niegan atención médica vital.

La nueva ley establece que en California se debe preguntar en privado a los internos durante el proceso de admisión cómo se identifican, y pueden solicitar ser alojados en un centro para hombres y mujeres.

Las solicitudes no pueden denegarse por motivos de anatomía, orientación sexual o cualquier «factor presente» entre los demás reclusos, pero el Estado puede denegar las solicitudes si hay «problemas de gestión o de seguridad».

En este caso, el recluso debe recibir una declaración en la que se explique el motivo de la denegación de su solicitud y una «oportunidad significativa» de oponerse a la decisión. Si en algún momento durante su encarcelamiento hay preocupaciones sobre su salud o seguridad, entonces la instalación en la que está alojado el recluso puede ser reevaluada.