¿Terminaste tu relación y eres un desastre? Sigue nuestras recomendaciones

A menos que seas de mi público favorito y apenas estés conociendo lo que son las mieles del amor, todos los demás hemos pasado por una ruptura gay. A veces puede parecer que es el fin del mundo y el cúmulo de sensaciones y pensamientos puede llegar a ser abrumador.

Lo entendemos, terminar con tu pareja puede llegar a ser muy doloroso, ya sea porque la relación no funcionó o porque te ha engañado o porque ya no estaban enamorados. La tristeza, el miedo y la nostalgia se apoderan de ti, pero hay que seguir adelante. Vamos allá.

Olvida todo lo que te dice Dua Lipa y sigue nuestros consejos:

1 – Después de la ruptura puede que no acabes de creértelo o que te aferres a la esperanza de que todo se arregle. ¿Qué hacer? Intenta continuar con tu día a día y evita analizar todo lo que pasó en la ruptura. Haz algo de ejercicio y mantente entretenido. ¿Qué no hacer? Volver junto a él esperando que las cosas funcionen como si nada. Negar lo que ha ocurrido no funcionará.

2 – Las emociones que sientes son las habituales: te sientes dolido y traicionado, queriendo volver atrás en el tiempo para cambiarlo todo. ¿Qué hacer? Tomarte un tiempo, intenta distraerte para mantener tu mente ocupada, ya sea en el gimnasio, yendo de compras, viendo maratones de series, centrándote en el trabajo, en algún hobby o teniendo mucho sexo express. No le escribas ni le espíes. ¿Qué no hacer? Meterte de lleno en otra relación pensando que un clavo quita otro clavo, cuando en realidad lo que hace es clavarlo más profundamente en tu corazón. No llenes el vacío con otra relación, intenta recuperarte solo y no contactes con él.

3 – Con el tiempo la vida seguirá su curso y te recuperarás lentamente, aunque a veces te acuerdes de él. ¿Qué hacer? Busca nuevas actividades o cosas que hacer. Apúntate a un curso de algo que siempre has querido hacer, rescata ese hobby que tenías abandonado… si te sientes triste, ve a tomar un café y charlar con un amigo. ¿Qué no hacer? Odiarle y gritar a los cuatro vientos que tu relación fue un error. Algún buen recuerdo te quedará, pero hay que pasar página sin odiar.

4 – Ya no te sientes triste cuando te acuerdas de él o alguien le menciona o habla mal de él. ¿Qué hacer? Decide si quieres ser su amigo o será mejor que desaparezca de tu vida. Déjaselo claro. ¿Qué no hacer? Aislarte de tus amigos, aunque sean amigos en común. Son un apoyo fuerte que no debería faltarte, sobre todo si te sientes solo.

5 – ¿Estás listo para conocer otro hombre? Ya sea por Grindr o en una discoteca, puedes decidir probar en el amor de nuevo y tener una cita romántica. ¿Qué hacer? Sé honesto, hablando de tus virtudes y defectos. Descubre quién eres y define si estás preparados para avanzar. ¿Qué no hacer? Mencionar a tu ex. Pasa página.