Si al matrimonio Gay pero a medias ¿por qué?

En Suiza, el gobierno está a favor del matrimonio para todos. Sin embargo, excluye que las parejas de mujeres accedan a la reproducción asistida, así como que se reconozca a ambos padres (del mismo sexo) al nacer. Los grupos de defensa de los derechos de homosexuales y lesbianas denuncian que este es un matrimonio a la baja.

Las organizaciones que defienden los derechos LGBTIQ (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, intersexuales y queer) creen que la postura del Gobierno a favor del matrimonio para todos es una señal positiva, pero que no va lo suficientemente lejos.

El Consejo Federal ha expresado su apoyo a la propuesta realizada por un comité del Consejo Nacional (cámara baja del Parlamento). Este modelo prevé extender el matrimonio a parejas del mismo sexo con derechos parentales diferidos y concedidos –o no– paso a paso en el futuro. Asimismo, no regula la cuestión del acceso a una pensión de supervivencia [viudedad].

Las lesbianas y los gais obtendrían el derecho a casarse y adoptar conjuntamente niños y niñas de fuera de la familia. Desde 2018 ya se les permite adoptar al hijo de su pareja. Sin embargo, las parejas de mujeres seguirían sin poder acceder a la reproducción asistida, y la doble paternidad al nacer tampoco estaría reconocida. De este modo, en Suiza la situación sería la misma que en Alemania, Francia o Irlanda.