Becky Albertalli y Adam Silvera cuentan la historia de “¿Y Si Fuéramos Nosotros?”

Imagínate cuando en tu próxima cita te digan ¿y qué lees? Seguramente querrás tener una recomendación interesante y audaz, es por ello que te daremos de qué hablar en tu próxima cita, y es que Becky Albertalli (autor de «Yo soy, Simón») y Adam Silvera ( autora de «Recuerda aquella vez») unieron fuerzas para entregar a nuestra hermosa comunidad, una carta de amor, humor y honestidad.

Ben y Arthur son casi perfectos. Ben está cuidando un corazón herido, como su orgullo, y está reuniendo valor para devolverle las cosas a su ex . Arthur está vagando a lo largo de la bulliciosa acera de Nueva York cuando ve a un chico lindo, Ben. Lo sigue hasta la oficina de correos. Charlan brevemente, antes de que una propuesta de flashmob rompa su conversación incómoda pero dulce. Los dos van por caminos separados, aunque los dos lamentan no haber pedido el número del otro.

Afortunadamente, vivimos en la era de las redes sociales y rastrear a extraños es bastante fácil. La primera parte de la historia sigue a Arthur y Ben mientras intentan cazar al chico que se escapó. Finalmente se encuentran y van a varias primeras citas desastrosas antes de navegar por los altibajos de su nueva relación.

¿Y si fuéramos nosotros?, se cuenta desde dos perspectivas. Albertalli y Silvera capturan toda la incomodidad y la emoción de ser joven y enamorarse de alguien nuevo. Todo consume y se siente como lo más importante del mundo. También puede ser confuso cuando hay un equipaje anterior que amenaza a la nueva relación antes de que comience.

Es un enamoramiento instantáneo pero no un amor de instinto, que es refrescante para una novela de YA. Realmente ayuda a hacer que la relación en desarrollo de Ben y Arthur se sienta honesta y auténtica. Es ligera y madura, una compensación de ambos, pero la emoción juvenil sigue ahí; es solo más dulce. Así es ¿Y si fuéramos nosotros?

Los personajes tremendamente adorables, abiertos y animados, y Nueva York es el escenario perfecto para unos adolescentes gays enamorados. ¿Y si fuéramos nosotros? está lleno de vida y juventud y una energía que solo podría provenir de una historia ambientada en una ciudad tan bulliciosa y multicultural. Al mismo tiempo, disecciona de manera inteligente la versión de ensueño de Nueva York que se nos ha presentado desde la época de oro de los comediantes románticos en los años 90.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here