Somos la excusa para que Vladimir prohíba productos en Rusia

Ojalá fuera una broma pero no lo es, resulta que Putin ha sido llamado a tomar medidas contra un fabricante de helados ruso acusado de difundir «propaganda homosexual» en niños con su envase de arco iris.

Ekaterina Lakhova, la presidenta de la Unión de Mujeres de Rusia, planteó el tema en una videoconferencia con el presidente Vladimir Putin. Afirmó que el helado con rayas de arco iris hecho por una compañía llamada Chistaya Liniya estaba promoviendo «indirectamente» la homosexualidad en los niños

«Están promoviendo silenciosamente estos bonitos colores del arco iris, usando palabras bonitas, están anunciando un helado llamado Arco Iris», dijo Lakhova, ex diputada, al presidente ruso. «No debería haber propaganda, pero los carteles con hermosos colores del arco iris.

«Incluso indirectamente, tales cosas acostumbran a nuestros niños a ese color, a esa bandera que fue colgada en esta embajada», continuó Lakhova, refiriéndose a la embajada de EE.UU. en Moscú que recientemente izó la bandera para celebrar el mes del orgullo. «Sería muy bueno tener una comisión para asegurarnos de que esos valores que consagramos en nuestra constitución se mantengan.»

El arco iris como símbolo del orgullo LGBT+ está prohibido como parte de la controvertida ley rusa de «propaganda gay» que prohíbe cualquier representación positiva de las personas LGBT+. Toda persona declarada culpable de compartir dicha «propaganda» con menores de edad puede ser condenada a fuertes multas o a un máximo de 15 años de prisión.

En la reunión Putin criticó al personal de la embajada de EE.UU. que ondeó la bandera del arco iris, señalando que dice «algo sobre los que trabajan allí», pero se encogió de hombros ante la preocupación de Lakhova por el colorido del helado.