¿Primera cita? ¡Evita hacer el oso con ese chico romántico!

¡Por supuesto que existen las primeras citas gay lejos de Grindr! Y por eso decidimos hacer esta nota, porque creemos que NO TODOS buscamos encuentros sexuales para conocer chicos, aunque aceptamos que gracias a las redes sociales es más fácil conocer a un chico pero ¿cómo debería ser ese encuentro en persona?

Esta nota es para quienes tienen una cita de corte clásico, ya saben como de tomar un café o salir a cenar o dar un paseo. No hablamos de esa cita que podrías tener con un empotrador «hetero» ¡hablamos de algo bonito y sano! Pero para que eso bonito y sano se convierta en una buena experiencia, te compartimos los siguientes tips para que la tuya sea una hermosa cita.

Atento con lo que dices

Es normal que cuando tienes una primera cita con alguien las preguntas vuelen, fruto de la curiosidad por saber quién es el otro. Tienes que ir abierto a compartir los detalles básicos sobre tu vida: a qué te dedicas, de dónde eres, cuáles son tus hobbies… pero ten cuidado con compartir demasiada información. Todo tiene su momento y compartir según qué cosas en una primera cita puede ser interpretado como que estás presumiendo y eres un narcisista. En una primera cita nunca procede hablar de dinero, como cuánto cobras, la marca de tu auto o cuánto pagas por tu depa (y quién lo hace). Ya habrá tiempo para compartir cierta información con el tiempo, si la cosa va bien.

El sexo no es tema de primera cita

Si tienes una cita para tomar un café no procede preguntar a la primera de cambio si es activo o pasivo. Por supuesto que la compatibilidad sexual es algo importante, pero en una primera cita no deberías hablar de sexo. Si quieres tener una cita para echar un polvo, estamos hablando de otro tipo de cita. Ahora céntrate en conocer a esa persona y en cómo te sientes a su lado.

Sé tú mismo sin impresionar

A nadie le gusta un tío que presume todo el rato y que intenta con mucha vehemencia quedar bien. Sé tú mismo y sé humilde. No hace falta que le lleves a un restaurante caro, que demuestres lo cool que eres en todo momento o que menciones tus contactos con gente conocida e importante. Y no hables de tus miles de seguidores en Instagram, por favor. No seas falso.

Cuidadito con el alcohol

En una primera cita es normal que termines tomando una copa, un vino o una cerveza, pero no abuses del alcohol. Si bebes demasiado el otro podría pensar que necesitas el alcohol para disfrutar y pasarlo bien. O podrías emborracharte y acabar haciendo el ridículo. En vez de ir a tomar una copa podéis ir a tomar un café o un helado después de cenar. O simplemente dar un paseo. No necesitas bebida para una primera cita.

Evita esa odiosa pregunta

Si la cita ha ido bien es inevitable querer saber si el otro siente lo mismo y si ha pasado un buen rato al igual que tú. Pero no te precipites preguntando «¿qué te he parecido?» o pidiendo una segunda cita rápidamente. Te hace quedar como una persona desesperada y necesitada. Lo mejor es dejarle claro que lo has pasado bien y punto. Si responde, genial, pero si no lo hace no vayas suplicando. Deja que todo fluya, no lo fuerces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here