Alivia el estrés ¡Con sexo! Aquí nuestros consejos

Está claro que en general estamos lejos de vivir vidas tranquilas, sosegadas y sin preocupaciones. El ritmo de vida que llevamos tiene un gran protagonista y ese es el estrés. Súmale a eso el reto que puede suponer el que pertenezcas al colectivo LGBTTTI y vivir con temor a la homofobia, a que se enteren de que eres gay en el trabajo, que tu familia no acepte tu orientación sexual, que no puedas manejar las aplicaciones de ligue, que tus amigos te agobien porque no tienes pareja entre muchas tantas causas que te hagan ser más susceptible a tener problemas de autoestima y problemas psicológicos en general.

Por ello seamos sinceros, ¿eres un gay estresado? ¿Vives con estrés la mayoría de los días de tu vida? Tranquilo, porque no estás solo y hay muchas maneras de liberar el estrés, como tratar de desconectar del ordenador y el smartphone en vacaciones. Pero vayamos a maneras de reducir el estrés que nos gustan más a todos: el sexo gay. Sí, tener sexo gay cuando estás estresado puede ser una gran manera de liberar estrés y disfrutar al máximo, si lo haces bien.

Aquí nuestras recomendaciones:

Prepara la música, toma la tarde y ¡dale rienda suelta!

Lo sabes y no hacen falta estudios que te lo demuestren, aunque existen varios que dicen que escuchar música nos hace sentir bien. La música propicia que se libere dopamina y tu cerebro acabe sintiéndose mejor y pensando en positivo. Si combinamos la música con el intimar con alguien, la dosis de dopamina se multiplica. ¡Y además la música puede ayudar a mejorar tus habilidades en el sexo gay! La música puede incrementar el ritmo cardiaco o la frecuencia respiratoria. Escuchar música mientras tienes sexo gay ayuda a que liberes el estrés y al mismo tiempo puede marcar el ritmo en tus relaciones sexuales, mejorando la experiencia. ¿Qué música poner para el sexo gay? Para gustos hay canciones: habrá quienes si están estresados prefieran canciones lentas, baladas, temas románticos, música ambiental o casi experimental, mientras que otros prefieran poner a su diva pop favorita. También hay quienes pese al estrés necesitan música muy bailable, temazos dance tipo Robyn para descargar toda esa energía que tienen acumulada, y no solo en su entrepierna.

Planéalo

Para algunas personas tener las cosas planeadas en su vida les ayuda a reducir el estrés. Hablamos no solo de planear el día a día, sino también de planear las vacaciones, el año y la vida en general para reducir el estrés y las sorpresas desagradables de última hora. ¿Y qué pasa si planeamos el sexo gay? Veamos, planear el cuándo tener sexo gay le quita toda la espontaneidad al encuentro, obviamente, pero puede ser mejor planearlo y guardar un hueco en tu apretada agenda para tener sexo gay que no tener nada de nada y seguir estresado.

¡Aprende a respirar con yoga!

El yoga es una gran manera de reducir el estrés. Si lo practicas sabrás la gran importancia que tiene el control de la respiración. Si no, podemos darte unos consejos rápidamente: respirar es fundamental. Inspira y espira profundamente a través de la nariz, relájate y concéntrate en lo que te interesa en ese momento. En este caso, dejar a un lado el estrés y las preocupaciones para centrarte en tener sexo gay. Respirar correctamente puede ayudarte a alcanzar orgasmos más profundos y placenteros. También relaja la próstata y todos esos músculos que están relacionados con la eyaculación.

Más besos por favor

Aquí ya no solo hablamos del sexo gay. Resulta que algunos estudios han revelado que las parejas que solo se besan durante el sexo tienen 8 veces más probabilidades a sufrir depresión y estrés que aquellas parejas que se besan frecuentemente en todas las circunstancias. ¡A besarse más! Hay parejas gays que se guardan los besos solamente para el dormitorio, en ocasiones muy influenciadas por la homofobia y la presión social a no mostrar afecto en público. Pero tienes que saber que los besos liberan estrés y ayudan a sentir esa conexión y esa buena sensación, que libera endorfinas de nuevo. Por supuesto, los besos son los preliminares básicos del sexo gay, no lo olvidemos. Más besos y más amor.