Singapur está en contra del sexo gay y alguien ¡ha decidido hacerle frente!

¿Se imaginan si en nuestro país se aprobara una ley que prohibiera el sexo gay? Posiblemente nos volveríamos más  “closeteros” de lo que ya somos o quizá, seríamos como el Dr Roy Tan, un activista local por los derechos de la comunidad LGBTTTI en Singapur, quien  ha entablado una acción legal contra el gobierno para poner fin a la prohibición de las relaciones sexuales homosexuales en el país.

El artículo 377A del Código Penal de Singapur tipifica como delito los actos de»ultraje contra la moral pública» entre hombres con una pena de hasta dos años de prisión. Tan llama a la ley de la era colonial, «Una reliquia de la era victoriana».

Tan dice que la ley arcaica sugiere que la indecencia grave sólo puede ocurrir entre dos hombres cuando los actos de indecencia grave también pueden ocurrir entre dos mujeres o entre un hombre y una mujer. Por ello, debe ser declarada inconstitucional y abandonada.También señala una discrepancia entre la obligación de la policía de investigar todas las denuncias presentadas en relación con el caso 377A y la facultad discrecional del fiscal de no procesar los actos realizados en privado. Dice que esto causa a los hombres gays una angustia innecesaria.

Singapur ha estado bajo una creciente presión para revisar su penalización del sexo gay en los últimos años. Esto se ha incrementado desde que la Corte Suprema de la India retiró la prohibición del sexo gay en el país el año pasado.

Conseguir que los países retiren sus leyes contra el sexo gay implica que los gobiernos voten en nuevas leyes, o que los tribunales superiores del país decreten que las leyes antiguas son inconstitucionales u obsoletas. Es el último método que muchos activistas de todo el mundo están siguiendo en lugares como Jamaica y Singapur.

Desde que India despenalizó el sexo gay el año pasado, otros dos hombres han presentado una demanda contra el gobierno de Singapur. El DJ local, Johnson Ong, también conocido como Big Kid, lanzó una acción en septiembre. Bryan Choong, defensor de los derechos de los LGBTQ, presentó otro en noviembre pasado.