Todo lo que debes saber sobre el #FREEBritney Spears

Si eres de los que alguna vez se han reído con las extravagancias de Britney Spears, sus curiosas coreografías o incluso sus reivindicaciones marxistas durante la pandemia, después de leer este texto quizá cambies de opinión. Una publicación en Instagram basada en una información de Brandon Hase pretende arrojar luz sobre el movimiento #FreeBritney y sobre el drama que, según ellos, vive la estrella pop, incapacitada para gastar su propio dinero… y para hacer casi cualquier otra cosa.

En una sucesión de imágenes se nos recuerda primero sus inicios en Broadway y Disney y cómo desde un principio se la controló al máximo y se la trató como un producto, obligándola incluso a cambiar su voz porque se parecía demasiado a la de Christina Aguilera.

Es un esfuerzo por liberar el icono pop de una custodia legal y permitirle ser la única que toma decisiones sobre su vida y sus finanzas. Esta tutela fue implementada en 2008 por el padre de la cantante, Jamie Spears, quien ha tenido el control de ella desde entonces, alegando que ella no está bien de sus facultades mentales.

Spears, de 38 años, ha estado bajo tutela después de sufrir varias crisis. Básicamente el arreglo establece que tiene que pedirle autorización a su padre para hacer lo más mínimo. No puede salir de su casa, votar, usar un celular no monitoreado, manejar su coche, gastar su propio dinero, saber cómo gastan su dinero, hablar de la custodia en público, dar entrevistas que no tengan guión, además que le quitaron la custodia de sus hijos.

El arreglo siempre ha sido polémico entre los fans de Spears, quienes creen que se está utilizando para manipularla y controlarla. Spears vale al menos 59 millones de dólares, según los documentos judiciales presentados en 2018. Y todo esto, es administrado por su padre.

¿Qué es una guardia legal? Es una tutela legal en la que se pueden nombrar representantes cuando un tribunal está de acuerdo en que un individuo no puede tomar sus propias decisiones. En este caso, los activos financieros de Spears, su patrimonio y las negociaciones de carrera se están gestionando entre su padre, Jamie Spears, y un abogado. Incluso los visitantes pueden ser restringidos.

Aproximan que ha ganado 130 millones de dólares al año. De lo cual no puede tocar nada. Así los fans creen que la custodia sirve para explotar a la cantante, mientras no se le permite hacer nada fuera de lo gestionado por su padre. Tampoco puede contratar ni despedir a nadie de su equipo. No tiene voz en ningún aspecto profesional, ni personal.

Cambio de voz / Otra parte de #FreeBritney es que los fans tienen videos para creer que nunca le han permitido a Britney cantar con su verdadero tono de voz. Se cree que tiene una voz mucho más grave, pero que los productores y la disquera pensaron que ese tono de voz de niña sería más icónico y representativo para hacer una marca.

Desde que su padre tomó las riendas de su vida, Britney Spears ha sacado cuatro discos, ha lanzado perfumes, ha realizado giras, una residencia en Las Vegas y hasta ha sido colaboradora de Factor X. No obstante, la justicia considera que no puede decidir sobre lo que hace con el dinero que gana.

Famosos como Miley Cyrus o Chiara Ferragni han mostrado su apoyo público para que Britney Spears pase a ser una mujer independiente y dueña de su vida ahora que ya está recuperada de sus problemas de salud mental.

https://www.youtube.com/watch?v=8veKRWWPugY