¡De colección! ¿Juguete para salir del clóset? Aquí la historia

Imagínate que en estas épocas en las que los centros comerciales les da por poner circos de juguetes, tú en tus inocentes 9 años eres llevado a estas jugueterías, y entre los stand de figuras de acción lees en la caja de un muñeco la leyenda «Sal del clóset con BOB el Gay» ¿Qué dirías? o más bien ¿qué pensarías al respecto? Pues los niños que vivieron su infancia en el otoño de 1977 fueron sorprendidos por el empaque creado por Harvey Rosenberg y comercializado por su empresa Gizmo Development.

El modelo contaba con un pendiente colgando de la oreja derecha y medía 30 centímetros. Obviamente Su llegada causó polémica no sólo por la referencia a su homosexualidad y su invitación para la población LGBTI a vivir libremente, sino porque se trataba del único muñeco con genitales, ya que también se le consideraba un instrumento erótico.

Entre las leyendas que lo anunciaban se encuentran: «No es fácil ser honesto, pero recuerda que si Gay Bob tiene el valor de salir de su armario, tú también puedes» y «Llévame a la oficina, a tu jefe le encantará jugar conmigo».

Ahora que somos más liberales, la neta ¿comprarías a alguno de tus sobrinos un juguete así?