Varsovia sufre de la homofobia debido ¿al Orgullo LGBT?

Si, así como lo leíste, y es que en Varsovia no se había cancelado la marcha del orgullo LGBT 2020 debido a que los casos de Covid-19 iban en curva baja, sin embargo, manifestantes de extrema derecha intentan quemar una bandera arco iris mientras protestan contra la comunidad LGBT el pasado 16 de agosto de 2020 en Varsovia, Polonia. Cientos de nacionalistas anti-LGBT+ salieron a las calles de Varsovia el domingo, mientras el sentimiento homofóbico alcanza nuevas alturas en Polonia.

Los participantes en el mitin del centro de Varsovia intentaron quemar banderas arco iris resistentes al fuego y exigieron la prohibición de los desfiles del Orgullo, a medida que el pánico moral homofóbico en el país llega a su punto álgido.

Dirigiéndose a la multitud, el diputado de extrema derecha Krzysztof Bosak se comprometió a rechazar la ideología LGBT+, insistiendo: «Expresar una oposición abierta a la revolución cultural que la extrema izquierda quiere llevar a cabo es nuestro deber moral y el único medio para detenerla». Añadió: «Debemos ser activos, debemos detener esta revolución… no permitamos que esta minoría imponga la corrección política».

Krzysztof Bosak fue el candidato de la Confederación de extrema derecha en las elecciones presidenciales de principios de este año, con un 6,78% de los votos en la primera ronda. Los defensores de los LGBT+ juran resistir el odio que estas personas intentan demostrar. Sin embargo, una segunda protesta a favor de los derechos de las personas LGBT+ se celebró justo enfrente de la manifestación, con la policía separando a los dos grupos mientras ambos cantaban consignas.

Un activista LGBT lleva una bandera con el arco iris durante una contra-protesta contra una manifestación de extrema derecha anti-LGBT.

El grupo pro-LGBT+ ha dibujado un arco iris gigante en la calle frente a la Universidad de Varsovia antes de las dos protestas. La Campaña contra la Homofobia escribió: «Donde planean gritar eslóganes de odio, un símbolo de la lucha por la libertad, la igualdad, el amor y la democracia está esperando!»

Los homofóbicos han tomado las calles repetidamente en los últimos meses, más recientemente cortando banderas de arco iris y cantando eslóganes homofóbicos durante una marcha para conmemorar el aniversario del Levantamiento de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial. Los políticos han avivado repetidamente el odio anti-LGBT+ en Polonia, por lo que no ayudan… Los políticos del país han sido acusados de fomentar un «pánico moral» homofóbico para sus propios fines.

El presidente de la derecha Andrzej Duda ganó por poco la reelección el mes pasado después de hacer de la homofobia uno de los pilares de su campaña. En una «carta familiar» publicada antes de las elecciones, Andrzej Duda se comprometió a «prohibir la propagación de esta ideología» en las instituciones públicas y a «defender la institución del matrimonio» definida como «la relación entre un hombre y una mujer».

El Parlamento Europeo aprobó en diciembre una resolución en la que condenaba enérgicamente el concepto de zonas libres de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, señalando que «forman parte de un contexto más amplio de ataques contra la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de Polonia, que incluyen el creciente discurso de odio por parte de funcionarios públicos y elegidos y de los medios de comunicación públicos, así como ataques y prohibiciones de las marchas del Orgullo Gay».