#DiversidadSexual: 5 banderas más para conocer

Poliamor

Poliamor

El poliamor es tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados. Su bandera fue creada en 1995 por Jim Evans, el símpolo “pi” ha sido considerado por su misterio y complejidad, por lo que Evans consideró ideal para definir el poliamor.

Pansexual

Orgullo Pansexual

La pansexualidad, son las personas atraídas sexualmente por otros individuos más allá de su género. Su popularidad se dio en 2010, el color rosa representa el género fémenino, el amarillo un género neutro, y el azul, lo masculino. Por lo tanto, esta bandera significa que puedes estar atraído por cualquier género.

No-binaria

No Binaria

Antes que saliera la bandera genderqueer, la bandera no-binaria se hizo popular. El creador explicó que “no todos los no bonarios se identifican con los genderqueer”, por lo que decidieron hacer su propia bandera en 2014. Su creador Kye Rowan, explicó que el blanco idenfica a los que son uno o todos los géneros, mientras que el negro representa a quien no se identifica con ningún género; el morado representa a la fluidés de los géneros y el amarillo representa estar afuera de lo binario. Los no binarios son aquellos cuyas identidades de género no encajan entre la variedad de géneros binarios (masculino y femenino), pudiendo reconocerse dentro de la extensa variedad de género, con el que satisfaga su personalidad.

Intersexual

Bandera Intersexual

La bandera intersexual debutó en julio de 2013, en Australia, y de ahí se diversificó en todo el mundo. Una persona intersexual nace con una combinación de características biológicas masculinas y femeninas, y a lo largo de su desarrollo decide como expresar su género y sexualidad. El amarillo y el morado, según sus creadores, son colores neutrales. El círculo significa la existencia de un todo o un vacío.

Genderqueer

La bandera fue creada en 2011 por Marilyn Roxie y explicó que se inspiró en la lucha de la identidad, este diseño fue el definitivo tras un largo proceso de colores como de contenido. El color lavanda fue utilizado por ser la mezcla entre el rosa y el azul, colores estereotipados para los niños y las niñas. El blanco representa no indentificarse con ningún género, o un área neutral. Y el verde, con la totalidad de un género. Los genderqueer pueden percibirse o no, como personas pertenecientes total o parcialmente, a un género específico, sino que sienten cierta divergencia que les permite asignarse características particulares de determinados géneros, para cumplir sus deseos de identidad.

Fuente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here