¿Quién piensa en los jóvenes sin techo de la comunidad LGBT?

Existen y lo saben, los jóvenes LGBT+ sin techo de los Estados Unidos son aún más vulnerables que antes de la crisis, ya que, a la falta de apoyo familiar, se une el cierre de escuelas y la restricción de servicios en los centros para la comunidad LGBT+. En una entrevista con NBC News, Nez Márquez, un sin techo de 23 años, describe los riesgos adicionales que tiene que afrontar durante la pandemia.

Este es momento crucial para los jóvenes LGBT de todo el mundo por la segunda y tercera fase de la pandemia ¿y quienes se preocupan por ellos? Pues en una entrevista para la cadena NBC News,Márquez habla de las dificultades para encontrar un refugio seguro. Nacido en México y criado en Nueva York, Márquez lleva cinco años sin un domicilio estable. A los dieciocho años tuvo que dejar a su familia, que no aceptaba su orientación sexual ni su identidad de género.

Actualmente Márquez vive en Sylvia’s Place, un refugio de emergencia para jóvenes LGBT+ instalado en una iglesia de Manhattan. Los refugios destinados a los jóvenes LGBT+, afirma, son mucho más seguros; de hecho, él mismo ha sufrido episodios de violencia homófoba en albergues ordinarios para los sin techo. Pero en los últimos tiempos, aparte de la violencia antigay y de los peligros inherentes a la vida en la calle, Márquez tiene otra preocupación: el COVID-19.

«Me preocupa no tener dónde quedarme», declara a NBC News. «Si se cierra el centro en el que estoy ahora, no me quedan más opciones». No solo le preocupa verse «obligado a vivir en un entorno homófobo», sino también una dolencia pulmonar congénita que le sitúa dentro del grupo de riesgo del COVID-19.

Los adolescentes y jóvenes LGBT+, como Márquez, son un grupo numeroso dentro del conjunto de los sin techo del país. El cierre a nivel nacional de escuelas y programas dedicados a la juventud, la reducción de horarios en centros LGBT+ y (algo muy habitual) el rechazo familiar, son factores que fuerzan a estos jóvenes y a las organizaciones que los apoyan a buscar nuevas formas de dar y ofrecer ayuda.

Las personas LGBT+ suponen, según estimaciones, el 4,5% de la población adulta de Estados Unidos, pero estudios recientes señalan que el porcentaje entre los sin techo podría estar entre el 20% y el 45%. Entre los jóvenes de 18 a 25 años, las personas LGBT+ tienen una probabilidad 2,2 veces mayor que el resto de la población de no tener un lugar donde vivir. Estas cifras provienen de un estudio del Williams Institute, perteneciente a la universidad de Los Ángeles (UCLA).

El New York City LGBT Community Center, uno de los centros LGBT+ que ha cerrado sus puertas debido a la pandemia, ofrece una serie de servicios a distancia, como sesiones individuales de orientación, programas de desintoxicación y programas sociales para jóvenes. Por su parte, el centro LGBT+ de Los Ángeles ha cancelado todos los encuentros no esenciales y, aunque la residencia sigue abierta, limita sus programas para la juventud a la alimentación y a ciertas necesidades críticas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here