Todo sobre el incidente de Morgan McMichaels ¡contra nazi!

¡Que alguien los pare! No es posible que exista un auge de la extrema derecha en todo el mundo, especialmente en Europa y América está haciendo tambalear a las sociedades civilizadas de hoy en día. Hemos llegado a un punto en el que el franquismo o el nazismo están bien vistos y son considerados «una opción más», como si matar judíos, homosexuales o reprimir a las mujeres fuera una opinión totalmente válida. Lo estamos viendo con los racistas y homófobos de VOX en España, con el insoportable niño pequeño que está presidiendo los Estados Unidos desde hace un par de años y también en Brasil, donde el colectivo LGBT vive con miedo el auge del partido ultraderechista que los tiene abiertamente en el punto de mira y que seguro que buscan convertir Brasil en la próxima Chechenia.

Habiéndonos adentrados en el tema, hay que decir que no todos los héroes llevan capa, algunos llevan tacones y maquillaje, y por eso hoy te vamos a hablar de nuestro héroe o heroína de la semana. Nada más y nada menos que Morgan McMichaels, participante de la segunda temporada de ‘RuPaul’s Drag Race’ y de ‘RuPaul’s Drag Race All Stars 3’. Esta diva es una drag que siempre ha sido famosa por tener mucho carácter como personaje pero luego ser un amor de persona. Todas las reinas que llegan a Los Angeles terminan conociéndola de una forma u otra ya que es muy activa en el mundo drag a nivel local y ayuda en lo que puede a todas las que llegan a la ciudad, llegándoles a dejar su propia casa para que duerman hasta que encuentren su lugar.

Sabiendo esto, aún nos enorgullece más ser fans de una diva que cumple todo lo que promete. Según ha contado en su cuenta de Instagram, Morgan McMichaels se ha roto la mano derecha dando un puñetazo a un nazi. Así, tal cual. No defendemos la violencia, pero si es contra los nazis, digamos que somos más laxos. Esta es la historia que ha contado Morgan:

«Bueno, pues sí, tengo la mano rota. Se me acercó un hombre en una tienda que me informó que era un Nazi y que quería rajarme mi garganta de maricón y después de que intentó golpearme me acerqué y terminé la pelea. Este maricón no va a ser victimizado»

Morgan McMichaels se encontró en una situación en la que podría haber sido la verdadera víctima de un nazi que se siente libre en el país de Donald Trump para insultar a quién quiera y amenazarle. Lamentablemente, eligió la drag queen errónea para insultar y nos alegramos muchísimo de que defendiera su posición, aunque se arriesgara mucho. Lo mejor de todo es que la historia ya es viral y Morgan ha hecho lo más importante de todo: llenar de piedrecitas y joyas su escayola, porque the show must go on.