Nuestras aliadas trans sin respaldo por la ley en Australia

Lamentable que en la actualidad los derechos humanos den muestra de inhumanidad, tal es el caso de Australia donde el ex líder de la oposición australiana Mark Latham ha presentado un proyecto de ley para prohibir la «promoción de la fluidez en materia de género» en las escuelas, en una medida que recuerda de manera escalofriante a la Sección 28 del Reino Unido.

El ex líder del Partido Laborista de centro-izquierda de Australia, que ahora lidera el Partido de una Nación de extrema derecha en Nueva Gales del Sur, ha presentado un proyecto de ley al Consejo Legislativo de Nueva Gales del Sur con el fin de aprovechar el creciente sentimiento antitransversal.

El llamado Proyecto de Enmienda de la Legislación Educativa (Derechos de los Padres) prohíbe «la enseñanza de la ideología de la fluidez de género a los niños en las escuelas» extendiéndose a cualquier enseñanza que se refiera al género como algo distinto del «sexo biológico».

La fluidez de género se define en el proyecto de ley draconiano como «la creencia de que existe una diferencia entre el sexo biológico y el género humano, y que el género humano se construye socialmente siendo más bien equivalente al sexo biológico de una persona».

Un efecto secundario del proyecto de ley también permitiría a los padres prohibir legalmente que las escuelas enseñen a sus hijos acerca de los homosexuales, y Latham trataría de establecer una «primacía parental» sobre la educación de sus hijos en relación con «las normas morales y éticas, los valores políticos y sociales y las cuestiones de bienestar e identidad personal, incluidos el género y la sexualidad».