Ser gay y ser amado por toda la comunidad del heavy metal es posible

Definitivamente existen exponentes de la comunidad que han sabido ganarse el respeto de las comunidades más rudas del planeta y con ello nos referimos al heavy metal, y es que Rob Halford, quien funge como vocalista de la banda Judas Priest, es el artista más famoso de este género musical declarado abiertamente gay.

Imagínense que su tema «No surrender» es una canción con carga potente para los fanáticos, en la cual les piden mantenerse firmes con lo que son, crean en sus sueños y sean fuertes con quienes quieran sacarlos del camino

En todas partes del mundo comenzaron a aparecer bandas que intentaron convertir el género en algo más agresivo. Algo que sin decir mucho, ostentara un título de hombría y testosterona. Después de todo, por algo se llamaba heavy metal, ¿no? Finalmente, en 1974 las cosas se vieron mucho más claras después de que un grupo de cinco jóvenes ingleses aparecieran en un escenario enfundados en prendas de cuero, estoperoles y remaches de arriba a abajo. Pronto los integrantes de Judas Priest, especialmente su líder, Rob Halford, se colocaron en el gusto musical y estético de muchos fans del heavy metal.

Sin saber de dónde había salido todo eso, los conciertos comenzaron a llenarse de cuero negro y accesorios que los aficionados al bondage y otras prácticas sexuales alternativas utilizaban para satisfacer sus deseos. Los fans pensaban que todo el asunto del sadomasoquismo y las insinuaciones que Halford hacía acerca del sexo rudo eran una muestra más de su indiscutible carácter de macho dominante; sin embargo, la verdad estaba por venir.

Veinticuatro años después de que Halford entrase a Judas Priest, en 1998, durante una entrevista para MTV, la verdad acerca de su indumentaria y la fuerte sensualidad que sus fans percibían durante los shows fue revelada. Después de que los entrevistadores le preguntaran acerca de su posición como líder de la banda, casi como un accidente, Rob declaró su homosexualidad frente a las cámaras y ante la atónita mirada del personal de la cadena televisiva.

«Estaba haciendo una entrevista para MTV hablando de música y blah blah blah. Entonces, muy desprevenido, dije «Hablando como un hombre gay en el metal…», blah blah blah. Bueno, el tipo dejó caer su micrófono porque en ese momento se convirtió en una gran noticia. ¿De verdad había dicho eso mientras estaba con Priest?». — Rob Halford.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here