¿Qué es un webcammers gay? ¡Entérate sobre toda su industria!

Si bien el internet es una herramienta que ha ayudado a la democratización de muchas cosas, entre ellas algunos sectores profesionales. Antes solo los periodistas mal llamados serios podían escribir u opinar y llegar a la gente. Desde hace años cualquier puede abrirse un blog o una cuenta en una red social y publicar lo que se le pase por la cabeza.

El famoso internet de las cosas ha cambiado la manera de entender ciertas profesiones y hasta ha llegado a inventar otras nuevas. Años atrás nos costaría entender conceptos como los de influencers, youtubers o webcammers. Y hoy queremos hablar precisamente de este último mundo.

Un webcammer gay puede ser cualquier youtuber homosexual que se graba en su habitación para subir a su canal sus historias, explicando todo tipo de temas LGBT o su opinión al respecto. Tenemos youtubers gays que hablan tanto de sexo como salir del armario, de experiencias gays, de noticias LGBT, fiestas, el Orgullo LGBT, la homofobia, música, series, cine, etc. Hay temas para aburrir, pero… ¿qué les distingue de los demás? ¿Qué es lo que les engloba a todos en una misma categoría? El ser un youtuber o webcammer gay, que hace de su orientación sexual un factor diferencial y el estar fuera del armario y hablar sin tapujos de sus vivencias como homosexual.

Cualquier webcammer gay tiene el potencial de llegar a millones de personas, algo que antes solamente estaba reservado a las celebrities y estrellas de medios como la televisión o el cine. ¿Y qué pasa en la industria del porno gay? Tres cuartos de lo mismo, porque cada vez están surgiendo más y más actores porno gay que centran su carrera en ser un webcammer gay que hace porno para todo aquel que le esté viendo y siguiendo.

Todos sabemos que algunas redes sociales y plataformas permiten la publicación de pornografía. En Facebook o Instagram es muy fácil que te censuren una foto por ser mínimamente sugerente o por enseñar un pezón, pero en Twitter o en Tumblr esas reglas son mucho más flexibles, con numerosos actores porno gay publicando sus trabajos a través de tuits.