Los coches favoritos de la comunidad LGBTQ

La pregunta del millón sería ¿Hay coches gay o no hay coches gay? Dejemos claro en primer lugar que los coches no tienen orientación sexual, al igual que la ropa y otros objetos inanimados. ¡Solo son gays y heteros los seres vivos! Pero es cierto que algunos de esos objetos suelen identificarse más o ser preferidos por la comunidad gay. Aunque te parezca una locura, los coches también y existen coches gay. No solo nos referimos a esos modelos de coche con líneas más femeninas, más coquetos, pequeños, manejables… o coches de color rosa como los que ves en la foto que se usan para ser promocionados en ciertos eventos, fiestas o festivales gay. Nota: los papacitos no vienen incluidos con el coche rosa.

Los 10 coches preferidos por los gays son los siguientes:

Volkswagen Jetta

Volkswagen Beetle

BMW Serie 3

Jeep Wrangler

Mazda MX-5

Saab 900

Saturn SC1

Volkswagen Golf

Volkswagen Golf Cabrio

Chrysler Sebring

Y los 10 coches preferidos por las lesbianas son los que siguen:

Subaru Outback

Subaru Forester

Jeep Wrangler

Ford F-150

Honda CR-V

Geo Tracker

Nissan X-Trail

Ford Ranger

Volvo Familiar

Chevrolet S10

 

Vemos que hay diferencias entre hombres y mujeres gays, pero en general vemos que se trata de modelos de coches gays (y lesbianas) muy del gusto de los norteamericanos, dejando los prejuicios a un lado, y que en muchos casos no están disponibles en otros países fuera de las fronteras del país de Donald Trump. ¿Cuáles serían los coches gay más populares o preferidos en España? Espera a que algún medio especializado en moto lo estudie (más o menos) seriamente, aunque lo vemos muy poco probable. En su momento la web Autobild sí que se atrevió a decir cuáles serían los coches gay más populares en España, citando entre ellos al Fiat 500, el Lancia Ypsilon, el Kia Picanto, el Nissan Micra y el Citröen DS3. En general eligieron coches de pequeño tamaño y que tienen versión descapotable. Será porque nos ven a los gays con gafas de sol y pañuelo en la cabeza conduciendo a lo largo de la costa en un descapotable con muchísimo glamour, o porque siempre se asocia a los coches pequeños con lo femenino, mientras que lo masculino va asociado a coches grandes, potentes, ruidosos, el tuning… Será mejor que no nos metamos a analizar qué significa todo esto y si los heteros ven amenazada su frágil masculinidad si no pueden conducir un coche grande de un mínimo de caballos y que no sea de color rosa o pastel. ¿Toca hablar de la educación machista y del heteropatriarcado una vez más?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here