27 Situaciones incómodas en el sexo gay

1. Se necesita lubricante (y mucho).

2. A veces se detienes todo para buscar el condón y el lubricante, pero tratas de mantener sexy al hacerlo y acaba siendo muy incómodo.

3. A veces, cuando se quita la ropa interior lo que ves te gusta, pero te asusta. (Más te asusta, la verdad).

4. En algunas situaciones pasa que por más que lo intentas, nada más no logra entrar.

5. Ocasionalmente no hay erección, porque a veces pasa y ni modo, así es la vida.

6. Otra es donde estás a punto de empezar lo bueno, pero tienes que interrumpirlo porque traes la vejiga llena.

7. Lo siguiente, en la que el otro espera semi desnudo a que regreses de esa emergencia sanitaria.

8. Sucede que en ocasiones uno se viene sorpresivamente…

9. … y a veces que uno se viene sorpresivamente, EN LA BOCA DEL OTRO.

10. Las cosas salpican en lugares inesperados.

11. Esa en la que sale el pene, pero no el condón.

12. A veces no hay nada con qué limpiar cerca y uno de los dos tiene que correr semidesnudo al baño por papel o una toalla.

13. Alguien se viene antes que el otro y se tienen que ayudar mutuamente, aunque ya no tengan tantas ganas.

14. Y todo eso se prolonga de más y acaba siendo un poco aburrido.

15. Sale el pene a mitad del acto.

16. Por la inercia, el pene es doblado y sientes que nunca habías conocido dolor así en tu vida.

17. Alguien le da un beso negro a otro alguien (sí, pasa).

18. Alguien es muy juguetón con los dedos y los inserta sorpresivamente.

19. Los dos tratan de ponerse arriba y acaba viéndose un poco como una muy mala pelea de la UFC.

20. E inmediatamente la siguiente en la que los dos se dan cuenta que son el mismo rol y se tienen que poner creativos.

21. Cuando te dicen que está muy divertido y todo, pero te piden que ya te vengas porque… pues ya fue mucho rato.

22. El sexo oral se prolonga tanto que te duele la mandíbula.

23. El sexo oral tiene que detenerse porque la garganta tiene sus límites.

24. A veces tratas, tratas, tratas y nada más no logras venirte (sí, también le pasa a los hombres).

25. Uno acabó y se quedó dormido, entonces el otro tiene que arreglársela solo.

26. Por más que estén limpios, los accidentes pasan.

27. Y finalmente, un día después, reconoces que la sesión estuvo fuerte y te debes sentar de ladito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here