Pretenden agregar la letra K al acrónimo LGBT+

La diversidad de diferentes identidades y sexualidades está abriéndose a nuevos panoramas conforme se van creando agrupaciones que se sienten afines a un nuevo concepto. Así se han creado cada una de las letras que conformar el acrónimo LGBTIQ+.

Activistas buscan integrar un nuevo concepto, la K de Kinky, para todos aquellos que ejercen su sexualidad de forma libre a través de fetiches, filias, actividades sexuales inusuales o no “normativas”. Integrándose así a los conceptos: lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, intersexual, queer, curioso, asexual, agénero, aliado, pansexual, polisexual, entre otros.

El Leather, es uno de los fetiches más populares dentro de la comunidad LGBT

Aunque muchos miembros de la Comunidad LGBT realizan prácticas “kink” o “fetichistas”; la activista Claire Heuchan señala que debería de haber una separación por lo que debe de establecerse en un nuevo concepto que integre estas expresiones:

“Las personas con problemas (refiriéndose a aquellas que se definen como kink) no pueden pertenecer al acrónimo LGBT pues ellas no se enfrentan a ninguna discriminación estructural o sistémica como resultado de sus inclinaciones sexuales. Si el acrónimo del arcoíris abarca a todos, pierde significado. Pues significaría que provee a todos un refugio siendo que fue diseñado en primera instancia para proteger a personas marginadas”, estableció la activista, bloggera y autora del libro “Sister Outsider”

El Bondage y el S&M son actividades sexuales que requiere mucha comunicación y confianza con tu pareja sexual.

Heuchan establece que quienes realizan prácticas leather, S&M, urófilas y escatológicas, pup play, entre otras, están integradas al nuevo acrónimo “K”, ya que considera que estos practicantes han creado sus propias agrupaciones debido a que han sido discriminados de la sexualidad gay, lésbica, bisexual y transexual a la que podrían integrarse.

El Pup Play se ha ido popularizando como una nueva expresión sexual…

Por su parte, Sarah Preston, twittera, argumentó que “los fetiches no deben pertenecer al mismo acrónimo donde se representan sexualidades e identidades, pues todos viven y gozan diferentes fetiches”.

 

Fuente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here