Scarlett Johansson renuncia a interpretar a hombre trans en una película tras ser objeto de críticas

La actriz estadounidense Scarlett Johansson anunció que abandonará el proyecto cinematográfico al que fue invitada para interpretar a un hombre transgénero, la decisión de la actriz se dio luego de una amplia discusión en las redes sociales en torno a la invisibilización y falta de oportunidades para las y los actores transgénero.

“A la luz de las recientes preguntas éticas planteadas en torno a mi casting como Dante ‘Tex’ Gill -el personaje protagonista de la historia- he decidido retirarme respetuosamente del proyecto”, escribió Scarlett Johansson en un comunicado.

“Rub and Tug” es película en la que participaría Johansson, la cual está basada en hechos reales y trata sobre la vida de Dante Tex Gill, un hombre transgénero que se convirtió en un famoso gánster dueño de una red de prostitución y de salones de masajes en Pittsburgh, Estados Unidos, en los años setenta y ochenta.

“Nuestra comprensión cultural de las personas transgénero continúa avanzando y he aprendido mucho de la comunidad desde que hice mi primera declaración sobre mi casting y me di cuenta de que era insensible. Tengo una gran admiración y amor por la comunidad trans y agradezco que la conversación sobre la inclusión en Hollywood continúe”, explicó la actriz.

Finalmente explicó: “Creo que todos los artistas deben ser considerados igual y justamente. Mi productora, “These Pictures”, persigue activamente proyectos que entretienen y empujan los límites. Esperamos con interés trabajar con cada comunidad para llevar estas historias conmovedoras e importantes al público de todo el mundo”.

Las críticas en contra de Johansson versaban sobre la dificultad de los actores y actrices transgénero de participar en producciones cinematográficas y televisivas no solo para interpretar papeles transgénero, sino para interpretar cualquier tipo de papel; asimismo, los usuarios de las redes sociales recordaron cuando Johansson interpretó a un personaje asiático en la película Ghost in the Shell, por lo que la acusaron de “blanqueamiento”.

“Los actores que son trans nunca consiguen una audición para cualquier otra cosa que no sean roles de personajes trans. Ese es el verdadero problema”, explicó la actriz Jamie Clayton, quien participó en la serie Sense8.

En un primer momento Johansson intentó defender su participación en la película argumentando que otros actores y actrices habían interpretado papeles transgénero sin serlo, como fue el caso de Jeffrey Tambor en “Transparent”, Jared Leto en “Dallas Buyers Clubs” y Felicity Huffman en “Transamérica”; no obstante, su justificación aumentó las críticas.