Papa dice a los obispos que no acepten seminaristas homosexuales

El papa Francisco invitó esta semana a los obispos italianos a investigar cuidadosamente a los candidatos que buscan el sacerdocio con el fin de rechazar a cualquier persona homosexual; las declaraciones fueron difundidas por los medios de comunicación locales pocos días después de que un hombre homosexual afirmara que el máximo jerarca de la Iglesia católica le dijo que Dios lo amaba como era.

“Vigile las admisiones a los seminarios, mantenga los ojos abiertos. Si tienen dudas, mejor no dejes que entren”, dijo el Papa en una reunión a puertas cerradas, según informó el servicio del Vaticano Insider del periódico La Stampa.

Tras la difusión de las declaraciones, los medios de comunicación solicitaron al Vaticano una postura al respecto; no obstante, la Iglesia católica no respondió a la solicitud de información de los medios, pues señaló que los comentarios se hicieron en una reunión privada.

El encuentro de Francisco con los obispos italianos se produjo un día después de que un periodista y activista chileno que sufrió abusos sexuales por parte de influyentes sacerdotes de la Iglesia católica de su país señalara que el Papa le había dicho en una conversación privada que Dios lo había hecho gay y que lo amaba tal cual era.

En ese caso el Vaticano también se negó a comentar las declaraciones que se adjudicaron al papa; sin embargo eso no detuvo las especulaciones de los medios de comunicación, los cuales indicaban que quizá Bergoglio estaba suavizando la postura de la iglesia sobre la homosexualidad, pues históricamente la institución religiosa la ha condenado como un desorden inmoral.

En un documento que data del año 2005, publicado bajo el pontificado del papa Benedicto XVI, el Vaticano señala que la Iglesia puede admitir en el sacerdocio a aquellos hombres que “claramente han superado las tendencias homosexuales durante al menos tres años”.

Asimismo, el documento señala que quienes tienen tendencias homosexuales “profundamente arraigadas” o apoyan la cultura gay deben ser excluidos del sacerdocio.

Los comentarios de Bergoglio contrastan con algunas declaraciones que ha hecho en años pasados y que han despertado el rechazo de los sectores más conservadores de la iglesia. En 2013 el papa sugirió que las personas homosexuales no deben ser juzgadas.

“Si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar?”, dijo el Papa en su primer viaje al extranjero en 2013.

“Cuando una persona llega ante Jesús, Jesús ciertamente no dice: ‘vete porque eres homosexual’”, declaró en 2016.

Con información de Reuters. Imagen tomada de Libertad Bajo Palabra.