Veronica Castro es la carnada en ‘La Casa de las Flores’

La verdad es que ‘La Casa de las flores’ protagonizada Verónica Castro nos trae vueltos locos a todos pues en un solo fin de semana no hay quien se resista al acento de Cecilia Suarez, al excelente trabajo de Manolo Caro y por supuesto al hecho de que al fin en México y con una calidad internacional, se ponga en pantalla lo complejo que es para muchas familias aceptar a un hijo homosexual.

La verdad es que muchos llegaron a la serie de Netflix gracias a Veronica Castro pero el romance entre Darío Yazbek Bernal y Juan Pablo Medina impresiona de principio a fin.

Es en esta parte donde no volvemos a mencionar a Veronica Castro ¿Saben por qué? ¡porque solo era una carnada! Muchos extrañábamos ver a la Vero en la televisión, pero la verdad es que su nuevo trabajo terminó siendo la plataforma para que muchos actores dieran su duelo actoral ¡a beneficio de todos los fans!

Ahora si, volviendo a comunidad LGBTTTI dentro de la trama, tenemos a una pareja que vive en la clandestinidad su amor. Darío Yasbek (Julián de la Mora), el hijo de Virginia (Verónica) ama a Juan Pablo Medina (Diego), un elegante hombre muy bien puesto, atractivo y exitoso. Pero Darío tiene una bella novia, a la cual no ama, aunque se siente impactado por su belleza y su sexualidad.

La pareja ha creado expectativa. Incluso, en la cuenta de Instagram se mostró el beso y la gente reaccionó de inmediato.

EN entrevista Julián de la Mora contó que para este papel leyó  «bastante los guiones y después me concentré en una parte muy física, y al estar platicando con una amiga psicóloga me dijo que ella tenía un paciente que tenía un predicamento bastante similar al del personaje, y escuché algo que me gustó mucho que fue el hecho de que tenía una claustrofobia, y a partir de ahí como que esa claustrofobia la llevé a trabajar para esos momentos donde el mundo es demasiado grande, o donde uno no sabe tomar una decisión, y creo que mucha gente sufre de esa situación. Trabajar con esas cosas yo creo que siempre es bueno y además tiene una parte cómica porque naturalmente tiene esta situación de todos los humanos que nos da risa”.

En la serie, Julián consigue salir del clóset ante su compleja familia. Sus hermanas se lo toman a bien, pero la madre (Virginia) queda tan aterrada que hasta busca ayuda psicológica y se resiste a aceptarlo, aunque no dejar de ser afectuosa con su engreído.La salida del clóset es bastante accidentada, pero tiene el ritmo de un himno gay. Nos referimos a la canción ‘A quién le importa’ de Alaska. La serie tiene una marcada apuesta por la igualdad y la inclusión de la comunidad LGBT. Esa es la postura del director Manolo Caro. En ‘La casa de las flores’ existen personajes bisexuales, gay, drags y hasta trans.