Experimentando sexualmente ¡con caramelos!

Si quieres llevar al límite a tu pareja en la cama, estos secretos del sexo gay le hacen bien a propios y extraños, así que toma nota, porque aquí te revelamos cuáles son los tres caramelos que no deben hacerte falta en la alacena, mochila o pantalón y que te ayudarán a dar el máximo placer a tu pareja en esos momentos en que la pasión arde en la piel, ¡son súper excitantes!

Caramelo negro para un sexo excitante

La alta cantidad de menta que las Halls negras tienen las han hecho muy populares en la práctica del sexo oral, especialmente porque expande las sensaciones en todo el miembro viril, algo que simplemente hará babear a tu pareja sin necesitar más que eso, pero ¿cómo se hace?

Si estás dispuesto a vivir esta aventura, solo tienes que tener a la mano estos caramelos populares que puedes encontrar en cualquier tiendita de la esquina, lo introducirás en tu boca mientras realizas la felación y listo, solo intenta no ahogarse con el dulce, ten cuidado y sobre todo no se te ocurra soplar porque así como sucede en la boca podrías causar una desagradable sensación de frescura extrema.

Caramelo Poppin’ Rock para disfrutar del sexo gay

¿Has visto estos dulces?, bien ahora no olvidarás que no solo son divertidos en la boca, también en la cama, y es que están hechos de polvo carbonatado que al contacto con los fluidos salivales provocan una pequeña explosión llena de sabor, la cual podrás experimentar mientras le realizas sexo oral a tu pareja, quien no se resistirá a las “cosquillitas” que esta golosina le hará sentir, así que ¡provecho!

Una noche de placer con chocolate

Cómo sabes el chocolate es famoso por ser un afrodisiaco muy efectivo, así que es ideal para armarte un pastel de placer con este dulce que seguro te encanta.

Para hacer de tu noche una ocasión especial a base de chocolate, debes comprar uno líquido sin azúcar, luego colocalo en las partes del cuerpo más sensibles de tu pareja y desgústalo sin parar, si te encanta el chocolate lo disfrutarás muchísimo, pues será algo así como comerte un postre con más qué final feliz, ¿estás preparado para la acción?