Al mejor estilo de Paris is Burning: #VogueenMéxico

El vogue, o voguing, surgió en los años ochenta a partir de la de la contracultura ballroom, un movimiento que comenzó en las juventudes queer afroamericanas y latinas de Harlem. Las casas vogue, por su parte, son espacios en donde vive la comunidad LGBTTTIQ, lideradas por personas reconocidas como madres. Para el tercer episodio de nuestra serie Familias diversas, visitamos algunas casas vogue en la Ciudad de México y platicamos con algunxs de sus integrantes.

HOUSE OF JOTAS
Horacio Balanzario, La exótica Begonia, 26 años, drag queen

VICE: ¿Cómo te iniciaste en el vogue?
Horacio, La exótica Begonia: Empecé hace dos años. Vi las fotos que publicaba un amigo sobre sus prácticas y después asistí a unas que se realizaban en La Purísima.

Eres madre de House of Jotas, ¿en qué consiste ese rol?
Una madre es la persona fundadora de la casa. Es responsable y representante de su grupo. Por lo regular tienen mayor experiencia, ya sea en vogue, drag o la vida misma. Como madre te puedo compartir que es difícil construir redes de seguridad que nos protejan como familia.

¿Cómo decidiste serlo?
Al dejar de ser parte de House of Drags decidí formar mi casa, que en un inicio se llamaba de otra manera.

Todas las fotos por Sandra Blow; asistente de fotografía Matías Reding.
¿Por qué «Jotas»?
Shefka Stephan Bibiano aKa Jo Mariquita Jota: Jota, décima letra del alfabeto. «Joto» o «Jota», peyorativo, usado para describir a un hombre homosexual. La Jota era la letra de la crujía en la que se encarcelaban homosexuales en el palacio negro de Lecumberri.

«Jota» es una palabra que han usado para denigrar y menospreciar las expresiones de género que transgreden la norma heteropatriarcal. Siendo jotas conocemos ese menosprecio, esas miradas agresivas que buscan intimida. Nos aprendimos muy bien esa palabra en la secundaria. La frase «Pinche jotx» a veces venía acompañada de agresiones.

Nos dijeron que debíamos avergonzarnos por ser jotas. Nos dijeron que si no dejábamos de ser jotas nos iba a ir mal. Se aseguraron de que nos pesara ser jotas y entonces pensaron que habían ganado, y que no iban a vernos joteando más por ahí. Tontamente no se dieron cuenta que sólo nos mostraron el camino. Que nos abrieron la puerta a un mundo de nuevos afectos y nuevas maneras de ser. Que nuestra jotería nos lleva tan lejos como queramos, en tacones y soltando glitter. Que joteando y con arañazos enfrentamos un mundo que da miedo, que no cualquiera se rifa siendo una jota. Y además nos dimos cuenta que no necesitábamos ser aceptados por ellos, que se traguen su aceptación si gustan. Entre jotas nos podemos lamer las heridas. Entre jotas nos abrazamos. Entre jotas podemos llorar. Entre jotas encontramos techo. Entre jotas no nos negamos un vaso de agua o un plato de comida. Nos volvimos jotas de hierro y como familia decidimos regresar y reclamar esa palabrita con la que nos quisieron herir.

Por eso, como casa nos presentamos orgullosxs de ser jotas, de transgredir, porque cada uno de nuestrxs cuerpxs es un desafío político, porque existimos fuera de su normalidad y nos gusta, porque disfrutamos el riesgo y la marginalidad nos ha hecho invencibles.

Dejamos atrás el nombre de House Of Queens porque representa cosas que en momentos de agitación proporcionó estabilidad, sin embargo esas cosas no existen más. Durante el tiempo que dicho nombre tuvo vigencia cumplió con el propósito de abrigarnos bajo una identidad y bajo esa identidad tuvimos a bien desarrollar lazos afectivos importantes dentro y fuera de la casa, pero es tiempo de crecer.

El cambio es parte del crecimiento y como tal, desechamos la noción de una clase acomodada, de un título nobiliario, y le damos la bienvenida a algo más sincero, más personal y por mucho, más agresivo y contestatario. Desde hoy hemos de ser conocidxs como House Of Jotas.

¿Qué es y cómo es un ball?
Horacio, La exótica Begonia: Es una competencia, un evento creado y organizado por alguna casa. Ésta se encarga des-convocar y difundir su evento, propone las categorías, premios, chanter host y demás. Es un evento en el que se gana el reconocimiento y respeto de la comunidad vogue en México.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
Es ser libre y no tener que normar mis movimientos, ser una fantasía de mujer o sólo un mariconcito feliz.

¿Qué tan importantes son los looks en las competencias?
Muy importantes, pero aquí en México es complicado generar vestuarios porque es caro y no todxs tenemos la solvencia económica para realizarnos.

¿Cómo definirías tu personaje?
Unicx, extrovertidx, segurx, fuerte, intensa. Sólo soy una chica que se cansó de ser chico.

Conny White, 20 años, Drag Queen

VICE: ¿Hace cuánto que vogueas?
Conny White: Desde noviembre del 2016, o sea llevo un año vogueando. Llegué el voguing por una amiga que conocí en la Carrera Drag de la CDMX. Me invitó a clases y después de un filtro me aceptaron en la casa House of Jotas.

¿Dime en tres palabras qué es el voguing para ti?
Apropiación, incluyente y competencia.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
Significa apropiarme de los insultos, «maricón», «puta», «jota». Significa tener una familia en la que puedes confiar. Significa crecer juntas, entrenar si quieres ganar y mejorar cada día. Significa una comunidad en la que puedes ser tú mismo.

HOUSE OF MAMIS
Joel Elicea, Pony, 26 años, mercadólogo, visual merchandising y bailarín de vogue

VICE: ¿Hace cuánto que vogueas?
Joel, Pony: Apenas cumpliré un año en marzo del 2018. Un día en divina fui a bailar y me topé con Mendoza, madre de House of Mamis. Bailamos reguetón y en la fiesta me propuso ir a una de sus prácticas. Antes ya conocía el estilo por YouTube, pero no sabía cómo se llamaba.

¿Cómo es un entrenamiento?
Llegamos y los que somos de la casa nos saludamos y chismeamos un poco antes de empezar a calentar. Después practicamos combos, diagonales de cat walk, duck walk, runway y terminamos siempre con presentaciones y batallas entre los que asistimos.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
Es familia, pasión y libertad. Creo que todo baile es la manera de sentir la energía, la vibración de la música y expresarlo a través del movimiento. Lo que hace el Vogue es que el movimiento en específico es fierce, es Femme, ¡es Glamorous!

Overkillmami

VICE: ¿Cómo conociste el voguing?
Overkillmami: Hace dos años por internet. Empecé como autodidacta en Aguascalientes, después contacté a La Mendoza, madre de House of Mamis.

En tres palabras, ¿qué es el voguing para ti?
Fuerza, resistencia y glamour. El voguing es la filosofía que sigo, la que me hace romper esquemas sociales, mentales y de género. La que me hace expresarme sin miedo.

 

HOUSE OF APOCALIPSTICK
Juan Carlos García, 25 años, bailarín profesional

VICE: ¿Cómo conociste el voguing?
Juan Carlos: Llevo apenas un año y medio vogueando. Ya había escuchado un poco de qué se trataba, pero lo conocí bien cuando entré a House of Apocalipstick y comprendí demasiadas cosas que pasaba por alto. Comencé practicando pasarela con mi mejor amigo y después de batallar por primera vez en La Purísima, se volvió como una adicción —de las buenas— que hasta ahora no he podido dejar.

¿Qué es y cómo es un ball?
Un ball es el evento más importante dentro de la cultura. Aquí se unen los jueces, MC, DJ y contendientes, con una pizca de gritos y cantos por parte del público para darle vida al ball. Éste incluye muchas categorías como runway, realness, sex siren, oldway, new way y el más conocido, vogue femme, entre muchas otras.

Los participantes que vayan a competir saben que es un evento sagrado, cada uno tiene que arriesgarse con su audición para pasar obteniendo sus 10 de los jueces y así dejarse ir en las batallas. Como participante es muy importante escuchar el beat, hacer y responder lo que propone el MC, dialogar con tu contrario y seducir a los jueces, pero sobre todo, conquistar a la audiencia.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
Protesta, familia y desenfrene. Más allá de lo que signifique, creo que es más importante cómo me ha afectado en la vida el poco tiempo que llevo haciéndolo. Me ha dado una familia, una manera interesante de abordar mi performatividad de género, otra forma de concebir mi cuerpo, una apertura a mi definición de danza, y me ha dado una razón importante para seguir joteando.

Damara, veintisiempre, trabaja en Educación Continua UNAM

VICE: ¿Desde hace cuánto vogueas?
Damara: Menos de un año. En 2015 conocí a Franka Polari, madre de House of Apocalipstick, y me invitó a formar parte de la casa y trabajar en la traducción musical del género ballroom. Inicié como DJ en Kikis y Ballrooms, después, poco a poco, fui soltando la cuerpx.

¿Cómo describirías un ball?
Es un espacio seguro para cuerpxs diversxs (voguers) donde pueden compartir sus habilidades y desafiar los límites del género. Es un evento donde existen batallas de diversas categorías y se otorgan premios y trofeos a lxs ganadorxs de dichas batallas.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
Libertad, igualdad y pussy. Es la expresión radical de uno mismo en la búsqueda de la felicidad propia.

HOUSE OF DRAG
Carlos Celis, BRIZAHEHLA, 18 años, asistente de estilismo y estudiante de preparatoria

VICE: ¿Hace cuánto vogueas?
Carlos, Brizahehla: Llevo haciendo vogue alrededor de año y medio. Conocí el mundo del Vogue y Drag gracias a una persona muy maravillosa, la cual es mi madre drag MIKAHEHLA. Inicié en el mundo del Vogue para tener algo con que poder expresarme sin prejuicios y libremente.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
El Vogue para mí es, libertad, poder y felicidad. Son las palabras perfectas que encuentro para poder describir el vogue. Para mí es un empeoramiento, tanto emocional como físico. Significa fuerza y una completa variación de diferentes sentimientos.

Alonso Niño, 19 años, voguer, productor de música y estudiante

VICE: ¿Cómo llegaste al vogue?
Alonso Niño: Desde hace unos siete meses el vogue entró a mi vida. Lo conocí de vista por un documental que retrata la escena en NY (cuna del Vogue), llamado Paris is Burning. En carne propia lo conocí una tarde en que salí con uno de mis mejores amigos a echarnos bajo el bello sol y a lo lejos vimos un grupo de chicos practicando vogue. Nos acercamos a ver y por invitación de ellos comenzamos a asistir a sus clases, balls y con esfuerzo a pertenecer a una casa.

¿Cómo es un entrenamiento?
Los dirigen las madres de cada casa, en mi caso es Zebra, de House of Drag. Comienzan con un buen calentamiento para fluir mejor, dependiendo de la clase, se pulen pasos, se monta una coreografía, se practica fluir mejor al bailar o se aprenden movimientos nuevos. Después cada persona pasa frente a todos a bailar lo aprendido o a batallar con alguien más. Al final el rico estiramiento y en ocasiones un poco de ejercicio.

¿Cómo es un ball?
Un ball es una fiesta donde la cultura vogue domina. Comienza comúnmente con la categoría denominada pasarela, en seguida las categorías de baile: old way, new way y vogue femme. A veces añaden categorías como realness o hand performance. Entrega de premios y un poco de fiesta para terminar la noche.

¿Qué significa para ti hacer voguing?
Vida, libertad y realidad. Hacer voguing es sentirme más real, expresar sentimientos por medio del baile y la pista es magnífico. El vogue ahora es parte de mí, me ha reconstruido.

 

Fuente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here