Un juzgado federal suspende la prohibición de que las personas trans sirvan en el ejército de EU decretada por Trump

Cuando Donald Trump anunció vía Twitter hace unas semanas que iba a prohibir a las personas trans servir en el ejército estadounidense cinco militares trans presentaron una demanda contra la decisión del presidente argumentando que la prohibición no solo iba en contra de sus derechos sino que además despedirles después de haber que el ejército les aceptara como trans era inconstitucional.

Ahora la jueza federal de distrito Colleen Kollar-Kotelly ha suspendido esa prohibición (que no contó nunca con el apoyo de los altos rangos militares, hasta el punto de que nadie sabe exactamente a quién consultó trans para aplicarla) y ha avisado a la administración Trump de que no escriban ni una letra más del documento en el que pretenden plasmar ese cambio de política porque los demandantes tienen todas las de ganar.

La jueza, eso sí, ha denegado la petición de los demandantes de bloquear también la prohibición al ejército de financiar los tratamientos de cirugía de reasignacióndel personal en activo.

La suspensión preliminar es un paso importante en los continuos esfuerzos por por proteger a las personas trans que están en servicio de las políticas peligrosas y discriminatorias de Donald Trump y Mike Pence” ha explicado Sarah Warberlow, directora legal de la Human Rights Campaign; “Los tweets erráticos y a medio hacer de Donald Trump son una falta de respeto a la valentía de las incontables personas trans que han luchado, y en muchos casos han muerto, por su país.

Mientras tanto los demócratas siguen exigiéndole a Donald Trump que presente documentación que acredite qué contactos tuvo y con quién para tomar esta decisión. Trump aseguró que la prohibición fue bien vista por parte del Pentágono, pero el militar de mayor rango de EE.UU. le llevó la contraria durante la investigación en el Congreso.

Todo apuntaba (y sigue apuntando) a que se trata de un movimiento discriminatorio realizado únicamente para contentar a los republicanos más conservadores a cambio de que estos apoyen los presupuestos de Trump para construir el muro con México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here