Frases que famosos utilizaron para revelar su homosexualidad

Primero un poco de historia; El asunto aún era un tabú en los años 80. La muerte de Rock Hudson, un símbolo sexual de Hollywood, a causa del sida, comenzó a quitar el velo detrás de la intimidad de las estrellas, pero en aquella época, sin duda el pionero fue Sir Ian McKellen. Fue en una discusión de BBC Radio, el 27 de enero de 1988, que el actor británico se declaró homosexual. Él mismo conmemoró el 30 aniversario de su salida del clóset.

“Nunca he conocido a una persona gay que lamentara salir- incluido yo mismo. La vida al final comienza a tener sentido cuando eres abierto y honesto. Hoy es el 30 de aniversario de la discusión de BBC Radio cuando públicamente dije que era gay. Así que estoy celebrando”, escribió en su cuenta de Twitter.

McKellen participaba en aquel enero de 1988 en una discusión sobre la controvertida sección 28 del Proyecto de Ley del Gobierno Local que impedía a las autoridades locales “promover intencionalmente la homosexualidad o publicar material con la intención de promover la homosexualidad”.

Cuando al actor, que tenía en aquel momento 49 años, le preguntaron si le gustaría que se aboliera esa Sección 28, éste respondió: “Ciertamente lo haría. Es ofensivo para cualquiera que sea, como yo, homosexual, aparte de todo lo que se puede y no se puede enseñar a los niños”.

En una entrevista de 2015 con Daily Mail, McKellen lamentó no haber declarado su homosexualidad antes. “Lamento y siempre lamentaré no haber sido consciente de la importancia que tenía haber hecho pública mi homosexualidad mucho antes. Creo que si lo hubiera hecho, habría sido una persona diferente. Sobre todo, una más feliz”.

Tras su salida pública, el actor de El Señor de los Anillos y la saga X-Men se convirtió en un reconocido activista de la comunidad LGBT + y hoy sigue alentando a la gente a mostrarse tal como es. “Puedo asegurar a todas esas personas que no se atreven a hacerlo, que el mundo les preferirá siendo honestos y auténticos”.

El caso de Ricky Martin no fue distinto al de otros famosos. Durante años decidió esconder su homosexualidad por la presión de gente al interior de la industria y por temor. “No tienes ni idea del tiempo que me costó llegar a ese punto. El tema es que estaba rodeado de amigos que me decían: ‘¡No lo hagas! no salgas (del clóset) o será el final de tu carrera’. Me lo decía gente que me quiere, gente que quiere lo mejor para mí y personas que simplemente eran víctimas de la homofobia”, confesó en una entrevista con Trevor Noah.

«Crecí en una cultura que me decía que mis sentimientos eran horribles, que mis sentimientos eran malvados. Y si a eso le sumás que yo era, ya sabés, como un ídolo de las adolescentes, un sex symbol». En una charla con Allure, Ricky confesó que era un “gay de clóset que hacía que mis parejas se ocultaran”. Dijo además que evitaba convivir más de dos horas con productores o cineastas porque temía que se dieran cuenta de su naturaleza. “Gasté mucha energía tratando de manipular mi sexualidad».

Pero Ricky cerró esa oscura etapa el 29 de marzo de 2010, cuando hizo público un mensaje en donde se revelaba. “Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!”, aseguró el cantante.

«¡Basta ya! ¡Las cosas tienen que cambiar! Está claro que esto no se supone que pasara hace cinco ni hace diez años atrás. Esto se supone que pasará hoy. Hoy es mi día, este es mi tiempo, mi momento», añadió en su salida pública, en la que -por supuesto- habló de las advertencias que le hicieron. «Mucha gente me dijo que no era importante hacerlo, que no valía la pena, que todo lo que trabajé y todo lo que había logrado se colapsaría. Que muchos en este mundo no estarían preparados para aceptar mi verdad, mi naturaleza. Y como estos consejos venían de personas que amo con locura, decidí seguir adelante con mi ‘casi verdad’. MUY MAL. Dejarme seducir por el miedo fue un verdadero sabotaje a mi vida». En aquel momento, Ricky ya se había convertido en padre de sus mellizos Valentino y Matteo, y también por ellos decidió hacer pública su verdad.

Ellen DeGeneres caminaba por una playa con su madre, en 1978, cuando de pronto le dijo que estaba enamorada de una mujer. A diferencia de lo ocurrido con su madre, la presentadora y comediante tardó casi 20 años en hacer públicas sus preferencias.

DeGeneres no sólo apareció en una legendaria portada de la revista TIME con el titular «Yep. I’m gay» (Sí, soy gay), también hizo su «salida» a través de su serie de televisión «Ellen», un episodio que en 1997 registró una audiencia de más de 40 millones de personas. En aquel capítulo, el personaje de Ellen Morgan (una especie de alter ego de la presentadora) acudía al aeropuerto de Los Ángeles para buscar a Susan, la mujer con la que una noche anterior había coqueteado, para revelarle un secreto.

“Ok. Tienes razón Susan. Soy… no puedo, no puedo ni siquiera decir la palabra… Tengo 35 años. ¿Por qué no puedo salir y decir soy gay? ¿Lo escuchaste? Soy gay y eso suena muy bien”, confesó. El personaje pensó que únicamente lo había revelado a Susan, pero en realidad todo el aeopuerto la escuchó por los altavoces.

En la vida real, Ellen se convirtió en una de las primeras famosas en revelarse como lesbiana. Las consecuencias en aquella época, sin embargo, no fueron tan alentadoras. “Fue sorprendente la cantidad de personas que molesté. Era una comediante, era divertida, y también resultaba que era gay, y me cansé de ocultarlo”, dijo en su programa de entrevistas en 2017, reflexionando sobre los 20 años de aquel episodio.

La estrella de How I Met Yout Mother habló abiertamente de sus preferencias en noviembre de 2006. «Me siento feliz de disipar cualquier rumor y equivocaciones y orgulloso de decir que soy un alegre homosexual viviendo un vida repleta, que se siente afortunado por trabajar con gente maravillosa en el negocio que amo», dijo a la revista «People» para salir al pado de «aquellos que publican sus opiniones sin tan siquiera hablar conmigo». La decisión del actor estuvo motivada también por el romance que ya tenía con David Burtka, quien sigue siendo su pareja y con quien tuvo a sus hijos Harper y Gideon.

“En mi caso, me enamoré de un tipo y comencé a pasar todo mi tiempo con él. Y, por lo tanto, no quieres ser represivo de eso. No quería faltarle el respeto a David. No quería hacer que David sintiera que él no existía en mi vida, y al mismo tiempo no quería que la identidad de David fuera, ‘El tipo que está saliendo conmigo’”.

“Estoy aquí hoy porque soy gay”, así inició Ellen Page el discurso con el que reveló sus preferencias. “Y también porque quizás puedo hacer una diferencia para ayudar a otros a tener una época más fácil y de mayor esperanza”. El discurso de la estrella de Juno pronto se hizo viral. Ellen se presentó en febrero de 2014 en una conferencia en Las Vegas en favor de la juventud LGBT.

“Estoy cansada de esconderme y estoy cansada de mentir por omisión. Sufrí por años porque tenía miedo de salir. Mi espíritu sufrió, mi salud mental sufrió y mis relaciones sufrieron y hoy estoy aquí, con todos ustedes, del otro lado de todo ese dolor”. La actriz canadiense reconoció la dificultad de ir más allá de los estándares y estereotipos. «Tienes ideas plantadas en tu cabeza, pensamientos que nunca antes habías tenido que te dicen cómo tienes que compartarte, cómo tienes que vestirte y quién tienes que ser. He estado tratado de rechazarlos, de ser auténtica, de seguir mi corazón, pero puede ser duro», añadió en el discurso que le dio la vuelta al mundo.

Tiziano Ferro decidió romper con sus miedos y en octubre de 2010 habló abiertamente de sus preferencias sexuales. «Hace un par de años inicié un camino de análisis. De tiempo atrás no estaba bien y había entendido recobrar una serie de cosas, a partir de mi encuentro con la homosexualidad», confesó a la edición italiana de Vanity Fair. «Así, al término del año pasado llegué a una conclusión: quería vivir esa parte de mí, dejar de considerarla un monstruo, algo negativo». «¿Qué cosa sucederá después? Nada será como antes. Me quiero enamorar de un hombre», añadió el cantante italiano.

Y su deseo se cumplió. El año pasado se casó con Victor Allen.

A la protagonista de la saga Crepúsculo tampoco le resultó sencillo hablar de sus preferencias sexuales. Con frecuencia escuchaba un «consejo» a su alrededor: «Hazte un favor y no salgas con tu novia de la mano en público, así podrás trabajar en una película de Marvel». En una entrevista con la edición británica de Harper’s Bazaar habló de algunas dificultades en la industria de Hollywood.

“Cuando empecé a darme a conocer, gente de la industria me dijo claramente: ‘no se puede saber que eres lesbiana’. Yo no quiero trabajar con gente así”. «Me informaban desde una mentalidad de la vieja escuela, que es: quieres preservar tu carrera, tu éxito y tu productividad, y hay personas en el mundo a las que no les gustas. No les gusta que salgas con chicas, y no les gusta que te identifiques como ‘lesbiana’», añadió. La actriz ya había hablado de sus preferencias en una aparición en el programa de comedia Saturday Night Live en donde dijo ser “tan gay”.