Britney Spears no está sola, Jamie Lynn Spears entra en su defensa

El movimiento #FreeBritney ha regresado a las redes sociales para pedir la ‘liberación’ de la cantante. Esta campaña tiene por objetivo que Britney Spears retome el control de su vida y pueda hacerse cargo de su patrimonio.

Fue en 2008 cuando, en una crisis de la cantante, su padre, James Spears, asumió la tutoría legal, pasando a controlar todos sus bienes, así como sus decisiones en el ámbito profesional.

Un tribunal sentenció que la artista debía estar tutelada por su progenitor ante la imposibilidad de tomar sus propias decisiones, pero lo que iba a durar un año, se ha mantenido durante más de una década.

Desde hace 12 años, Britney Spears no puede hacer uso de su dinero, pero lo cierto es que ya ha publicado cuatro discos, ha protagonizado varias giras y ha participado en programas de televisión. Algo que para sus seguidores demuestra que está en buen estado de salud.

En septiembre de 2019, el ex de la cantante denunció que James Spears había agredido físicamente a uno de sus nietos y la tutoría de esta pasó de ser de su padre a ser de Jodi Montgomery, su administradora.

Coincidiendo con la celebración del juicio que determinará si puede o no hacerse cargo de su patrimonio y tomar decisiones por si misma, los seguidores han relanzado este movimiento, que en su día fue apoyado por famosas como Miley Cyrus o Paris Hilton.

Esta noticia, que se hizo pública hace tan solo una semana, conmocionó a los fans de la cantante, que han mostrado su preocupación en redes, pero también ha avivado los comentarios de los haters, que se han dedicado a hablar de su salud mental haciendo bromas y comentarios de mal gusto.

Esto ha provocado que la cantante Halsey salga en su defensa, publicando un tweet pidiendo respeto hacia Britney y el resto de personas que sufren algún tipo de trastorno mental: «No hay bromas en este momento. He dedicado mi carrera a ofrecer educación e información sobre el trastorno bipolar y estoy muy perturbada por lo que estoy viendo.

Dejando de lado las opiniones personales sobre alguien, un episodio maníaco no es una broma. Si no puedes ofrecer comprensión o simpatía, ofrece tu silencio».

Por supuesto, hay quien ha seguido metiendo el dedo en la llaga, y la propia hermana de Britney no ha dudado en intervenir para defenderla e intentar zanjar así los comentarios ofensivos hacia la cantante. «No tienes derecho a asumir nada sobre mi hermana, ni a hablar sobre su salud mental ni sus asuntos personales. Es una mujer fuerte, dura e imparable y eso es lo único que es obvio».

Esperamos tener buenas noticias muy pronto sobre Britney y sobre su recuperación.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here